Qué es un Family Office y por qué conviene tenerlo hoy

Family Office Bolivia Mauricio Ríos García

A la vez que no es extraño observar un muy fuerte componente familiar en el grueso de la base empresarial de las economías de toda América Latina, es muy común ver que para el líder de la familia y del negocio familiar resulte siempre muy complicado mantener la paz y el orden entre ambas esferas. Sin embargo, tener que considerar además los desafíos del actual entorno y la coyuntura principalmente económica en la que opera requiere un esfuerzo extra para alcanzar el éxito deseado. Es por esto que hoy resulta más que pertinente considerar la ayuda de un Family Office.

Actualmente las empresas en general tienen que estar preparadas para los grandes ajustes o incluso etapas de liquidación forzosa que los grandes cambios que se están dando desde las primeras economías del globo están provocando, sobre todo aquellas de pequeñas economías que no marcan el ritmo de vida de los grandes mercados, sino que simplemente se adaptan y lo siguen.

Estamos hablando de que al menos desde 2008, momento en que la economía internacional empezó a sufrir una de sus mayores crisis económicas en más de 80 años, el mundo ha empezado a reestructurarse de manera muy importante, hecho que se ilustra en muchos aspectos, como el bajo crecimiento de largo plazo de Estados Unidos y la Unión Europea por ya casi una década, que a su vez ha generado otras distorsiones igualmente comparables en magnitud en las economías emergentes.

Todo ajuste o etapa de liquidación forzosa significa atravesar por un período psicológicamente complicado, más aún cuando existe un lazo sentimental con la empresa y los conflictos de interés son familiares, que amenazan con romper relaciones muy estrechas de toda una vida. No obstante, justamente para mantener el orden y la paz dentro y fuera de la familia, y sobre todo tener seguridad para el patrimonio familiar de largo plazo, lo conveniente es mediante la creación de un Family Office que se encargue del desafío que implica diluir los riesgos internos separando el capital empresarial y el patrimonio familiar, y además darles ambas un tratamiento muy distinto a futuro.

Por lo general todo negocio familiar mantiene todos los recursos en una misma bolsa con la misma exposición al riesgo, y máxime los separa a través de sueldos o dividendos, pero la alternativa está en que mientras la familia permanece concentrada en generar riqueza como siempre lo ha hecho, se crea una empresa que de manera paralela se dedique profesional, imparcial e independientemente a gestionar una parte del patrimonio de la familia de acuerdo a sus requerimientos o los del gran patriarca o similar que contrate los servicios, además de la elaboración detallada de una estrategia fiscal y sucesoria.

Este tipo de esquema de gestión patrimonial puede ser bajo un trust, una Limited Liability Company (LLC), un multi-family office abierto a participaciones en un esquema de holding corporativo o fondo de inversión, o simplemente un single family office cerrado, único y exclusivo de la familia. La filosofía de gestión y, más específicamente, de inversiones, tiene casi siempre un enfoque de preservación de largo plazo, es decir intergeneracional, dedicado única y exclusivamente a elaborar una estrategia inversora acorde al propósito de la familia, sean los estudios de los hijos y los nietos, sus carreras deportivas, la filantropía, etc.

Sin embargo, hoy en día los desafíos están en poder diluir también los riesgos externos derivados de la coyuntura política y económica tanto sobre la empresa como sobre el patrimonio de la familia. Es por esto que contar con el diagnóstico más ajustado a la realidad posible y tomar las decisiones más congruentes como la situación lo demande, resulta una tarea tan delicada como determinante en la configuración de esta nueva empresa.

Y dado que, como adelantamos, los grandes cambios estructurales tienen que ver particularmente con el sistema bancario, financiero y monetario internacional, la estrategia de inversiones deberá contar con un fuerte componente de internacionalización, un monitoreo permanente que permita anticiparse con soluciones concretas a cualquier contingencia que se derivara de aquella coyuntura, y un acompañamiento confiable y permanente en el proceso de toma de decisiones.

Si necesita ayuda y tiene alguna consulta, contácteme hoy. Déjeme ayudarlo a prever lo mejor y más seguro para su patrimonio y el de su familia.